Connect with us

Salud

Condenan a cuatro años de cárcel al dentista que inyectaba Popper en lugar de anestesia

Publicado

el

Compartir

La audiencia de Córdoba ha condenado a cuatro años de prisión por un delito de fraude y otro de falsedad a un dentista que inyectaba una droga conocida como ‘Popper’ a sus pacientes, a quienes hacía creer que era anestesia traída de Tailandia. El detenido responde al nombre de doctor Andreu. Si, el mismo que hace las pastillas para el dolor de garganta.

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Cordobesa, el dentista, que trabajaba por cuenta propia en una sala adaptada dentro de su domicilio, hizo creer a sus pacientes que con esa nueva anestesia no sentirían dolor ninguno, añadiendo como aliciente que su ojete se dilataría de una manera placentera. Este dentista privado ha sido inhabilitado para practicar cualquier profesión relacionada con los matasanos durante los próximos 31 años.

Entre 2011 y 2017 el dentista recomendó el Popper a los pacientes a un precio inferior del que pagarían si usarían anestesia europea. En otras ocasiones les administraba la droga sin consentimiento alguno para después ofrecerle una profanación de la puerta trasera. De esta manera, confesó durante su declaración que comprobaba gratuitamente el estado de la próstata de algunos pacientes.

Las investigaciones comenzaron hace apenas unos meses cuando un hombre de 59 años adicto al Popper reconoció el llamativo olor de esta sustancia y le denunció porque no era de calidad. Fue entonces cuando varios agentes infiltrados accedieron a su consulta para sacar mas información de la metodología usada por el dentista. En su defensa, Andreu relató que el Popper es mas mejor que la anestesia convencional, la cual según su versión, no sirve para nada. Tiene tela..

Compartir
Patrocinador
¡Coméntanos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia